Tener un arreglo de discos (RAID) en nuestra computadora no se debe considerar una copia o respaldo de seguridad.

Hay personas que consideran a un arreglo de discos (RAID del inglés Redundant Array of Independent Disks) en nuestra computadora como una forma de copia o respaldo de seguridad y no pueden estar más equivocados.

Aunque es cierto que un RAID protege de pérdida de datos (archivos o documentos) contra la falla de un disco duro, no nos protege del borrado o modificación accidental o intencional de archivos o documentos ni de virus.

Para personas no técnicas en informática, tener un RAID o arreglo de discos, significa tener en nuestro equipo de cómputo más de un disco duro, y nuestros datos (archivos o documentos) distribuidos entre éstos.

Hay computadoras que traen el dispositivo físico para crear arreglos de discos duros que permite conectar más de un disco y replicar los datos en cada uno de ellos. La forma más simple de configurar el RAID es teniendo dos discos de las mismas características y replicar en ambos discos la misma información. A este tipo de configuración de le llama RAID 1, y se dice que los discos están en espejo porque son una copia exacta uno del otro. Lo que se agrega, se modifica o borra en un disco, también se agrega, modifica o borra del otro.

¿Que ventajas tiene tener dos discos en RAID 1? Bueno, tenemos la ventaja, de que si un disco duro se daña, el otro sigue funcionando y no perdemos información. El RAID al detectar el fallo de uno de los discos duros, lo desactiva automáticamente y en ocasiones sigue trabajando sin que el usuario de la computadora note que uno de los discos dejó de funcionar. El dispositivo pude avisar del fallo de un disco para que el usuario de la computadora proceda a reemplazar el disco con falla con otro disco, preferentemente, de las mismas características de el disco duro que tiene el fallo. Al ser reemplazado el disco dañado con el disco nuevo, el dispositivo RAID procede a copiar toda la información del disco, aún en funcionamiento, al nuevo disco para tenerlos nuevamente en espejo (con la misma información). A veces los dispositivos RAID permiten que el usuario siga trabajando mientras que se realiza la copia.

Como vemos, aunque tener un RAID en nuestra computadora da cierta seguridad a nuestros datos, no se debe considerarse como un método o alternativa a la copia o respaldo de seguridad. Es necesario implementar nuestro propio proceso de copia o respaldo de seguridad para no perder nuestra información.

¿Te fue útil el artículo? No olvides visitar a los patrocinadores, dando clic en los anuncios para poder seguir escribiendo artículos como este. ¿Tienes algún tema en particular que te gustaría que tocáramos?

Deja tu sugerencia en los comentarios.

¡Gracias y hasta la próxima!

La importancia de hacer respaldos o copias de seguridad de nuestros archivos guardados en la computadora.

¿Cuántas veces nos ha pasado que, cuándo más nos urge entregar un trabajo o una tarea que hacemos en nuestra computadora, de pronto se va la luz y perdemos todo el trabajo o escrito que llevábamos hecho? ¿O que al encender la computadora ésta ya no enciende porque se daño el disco duro y por lo tanto ya no tenemos acceso a nuestros archivos? ¿O simplemente que alguien borra los archivos porque el disco duro ya no tenía espacio y no te consultó si esos archivos servían? ¿O te robaron la computadora? ¿Te suenan familiares estos casos? Y lo peor de todo: ¡no tienes una copia de o los archivos! ¡ups!

¡Pero resulta que si copiaste los archivos! ¿Dónde? En otra carpeta en el mismo disco duro a la cual llamaste “RespaldoDeMiTrabajo”. ¡Que bien! Pero.. ¿y si lo que se dañó fue el disco duro o te robaron la computadora? ¡ups!

Una verdadera copia de seguridad o respaldo de seguridad es cuando copiamos nuestros archivos o documentos a otro dispositivo de almacenamiento que está fuera de nuestra computadora, llámese disco duro externo, memoria USB, disco CD, disco DVD, unidad de red, o en la nube (cloud).

Pero no basta con tener nuestras copias en un dispositivo externo si, por ejemplo, el disco duro lo mantenemos conectado siempre a nuestra computadora (a un lado). En el caso de un robo o una infección de virus ¡adiós copias de seguridad! Una copia de nuestros archivos en la nube o guardando los otros dispositivos en otro sitio distinto a donde tenemos nuestro equipo de cómputo, no tendría este inconveniente. De hecho, si es posible, se recomienda tener el dispositivo de respaldos fuera de la casa u oficina o cargarlos siempre contigo, lo que protegería nuestros archivos en el caso de algún desastre natural o humano (temblor, inundación, incendio, etc).

¿Cada cuánto tiempo hay que hacer copia de seguridad de nuestros archivos o documentos? Eso depende, pero por regla general, los respaldos se deben hacer después de hacer alguna modificación a nuestros archivos o documentos. Hay quienes prefieren hacerlo todos los días a cierta hora, por ejemplo; o cada hora, etc. Todo depende de que tan a menudo hagamos cambios a nuestros archivos.

Otra pregunta que debemos hacernos al hacer las copias de seguridad es: ¿necesito guardar la historia de las modificaciones que le he hecho a mis archivos o documentos a través del tiempo (versiones)? Veamos un caso, supongamos que mis respaldos de seguridad consiste en copiar los archivos de mi computadora a un disco externo reemplazando los archivos en el disco externo cada vez que hago modificaciones a mis archivos en la computadora. Estas haciendo tu tesis para titularte y a uno de tus sinodales, un día, no le gustan 10 párrafos de lo que haz escrito y tu los borras modificando el documento tesis.doc, lo guardas en tu computadora y haces la “copia de seguridad” en el disco externo. Bien, ya tienes dos documentos de tesis idénticos, uno en tu computadora y otro en el disco externo. ¡Qué bien!. Al día siguiente le muestras tu tesis a otro de tus sinodales y te dice que para él era importante el tema que borraste un día antes.. ¡que horror! ¡Vas a tener que volver a escribir los 10 párrafos que habías borrado un día antes! La copia de seguridad que hiciste en tu disco externo no te va a servir de mucho porque es idéntica a la que tienes en tu computadora!

Podemos cambiar entonces la forma de hacer las copias de seguridad, en lugar de reemplazar los archivos modificados en mi computadora (última versión) en el disco externo, ¿qué tal si les pongo en otra carpeta o les pongo otro nombre que me indique cuando los modifiqué? Por ejemplo, supongamos que le puse a mi archivo tesis.doc y la primera vez que lo modifiqué lo guardé en una carpeta en el disco externo llamada 20171101 (la fecha en el que lo hice). Si al día siguiente modifico el archivo en mi computadora, al hacer mi respaldo de seguridad, ahora lo hago en una carpeta llamada 20171102 en mi disco externo. ¡Que bien! A esto se llama tener varias versiones de tu archivo tesis.doc. Así no perdiste lo que hiciste un día antes y lo puedes volver a recuperar. ¿Que si modifico el archivo más de una vez al día? Bueno, puedes hacer copia de tu archivo tesis.doc cambiando el nombre a la copia que hagas en tu disco externo, por ejemplo lo puedes llamar tesis201711021201.doc (los dígitos representarían la fecha, hora y minuto en que hiciste la copia de seguridad. ¡Que bien! Aunque un poco tedioso ¿no?

Afortunadamente hay aplicaciones o programas que hacen esto automáticamente, así que no te preocupes. En artículos posteriores hablaremos de algunas utilerías y programas que podemos usar en Windows 10 que nos facilitarán la administración de nuestras copias o respaldo de seguridad.

¡Hasta pronto!