Tener un arreglo de discos (RAID) en nuestra computadora no se debe considerar una copia o respaldo de seguridad.

Hay personas que consideran a un arreglo de discos (RAID del inglés Redundant Array of Independent Disks) en nuestra computadora como una forma de copia o respaldo de seguridad y no pueden estar más equivocados.

Aunque es cierto que un RAID protege de pérdida de datos (archivos o documentos) contra la falla de un disco duro, no nos protege del borrado o modificación accidental o intencional de archivos o documentos ni de virus.

Para personas no técnicas en informática, tener un RAID o arreglo de discos, significa tener en nuestro equipo de cómputo más de un disco duro, y nuestros datos (archivos o documentos) distribuidos entre éstos.

Hay computadoras que traen el dispositivo físico para crear arreglos de discos duros que permite conectar más de un disco y replicar los datos en cada uno de ellos. La forma más simple de configurar el RAID es teniendo dos discos de las mismas características y replicar en ambos discos la misma información. A este tipo de configuración de le llama RAID 1, y se dice que los discos están en espejo porque son una copia exacta uno del otro. Lo que se agrega, se modifica o borra en un disco, también se agrega, modifica o borra del otro.

¿Que ventajas tiene tener dos discos en RAID 1? Bueno, tenemos la ventaja, de que si un disco duro se daña, el otro sigue funcionando y no perdemos información. El RAID al detectar el fallo de uno de los discos duros, lo desactiva automáticamente y en ocasiones sigue trabajando sin que el usuario de la computadora note que uno de los discos dejó de funcionar. El dispositivo pude avisar del fallo de un disco para que el usuario de la computadora proceda a reemplazar el disco con falla con otro disco, preferentemente, de las mismas características de el disco duro que tiene el fallo. Al ser reemplazado el disco dañado con el disco nuevo, el dispositivo RAID procede a copiar toda la información del disco, aún en funcionamiento, al nuevo disco para tenerlos nuevamente en espejo (con la misma información). A veces los dispositivos RAID permiten que el usuario siga trabajando mientras que se realiza la copia.

Como vemos, aunque tener un RAID en nuestra computadora da cierta seguridad a nuestros datos, no se debe considerarse como un método o alternativa a la copia o respaldo de seguridad. Es necesario implementar nuestro propio proceso de copia o respaldo de seguridad para no perder nuestra información.

¿Te fue útil el artículo? No olvides visitar a los patrocinadores, dando clic en los anuncios para poder seguir escribiendo artículos como este. ¿Tienes algún tema en particular que te gustaría que tocáramos?

Deja tu sugerencia en los comentarios.

¡Gracias y hasta la próxima!