SQL básico. Introducción a las bases de datos relacionales.

A partir de esta fecha, empezaré a publicar entradas en el blog dedicadas especialmente a enseñar el lenguaje SQL que utilizan los motores de bases de datos relacionales. El primer grupo de entradas tendrá como título “SQL básico” y la descripción del tema a tratar. En este primer grupo veremos lo básico del lenguaje SQL. Más adelante y si el tiempo y la vida lo permiten, iré incluyendo grupos de temas un poco más avanzados del mismo lenguaje.

Esto viene a petición de unos colegas interesados en aprender este lenguaje para organizar su información electrónica en sus respectivos trabajos. Espero les sea útil tanto a ellos como al resto del público. Comenzaremos con conceptos muy breves de la teoría de las bases de datos.

¿Qué es una base de datos?

Una base de datos, en su definición más simple, sería un lugar donde guardamos información de forma clasificada y ordenada para en determinado momento obtener o extraer información de ella en forma fácil y rápida. Un archivero o conjunto de archiveros donde guardamos en forma ordenada y clasificada nuestros oficios o facturas es un ejemplo de una base de datos.

Con la llegada de las computadoras esas bases de datos dejaron de ser sólo papales y la información se volvió digital o electrónica. Se crearon varias formas de almacenar la información en formato digital, y es ahí donde aparecieron las bases de datos relacionales.

¿Qué es una base de datos relacional?

Con el tiempo las computadoras permitieron almacenar un gran volumen de información en poco espacio y permitieron analizar la información de forma más rápida y eficiente. Al inicio la información se comenzó a almacenar en las computadoras en forma de documentos de texto u hojas de cálculo que se organizaban por nombre en carpetas y subcarpetas.

Posteriormente se crearon los sistemas de bases de datos llamadas relacionales. Estos sistemas organizan la información en tablas, algo similar a los sistemas de hojas de cálculo (por ejemplo las de Excel). Las tablas están compuestas por columnas, también llamados campos y filas, también llamados registros. Dichas tablas también reciben el nombre de entidades. A diferencia de los sistemas de hojas de cálculo, las tablas se pueden relacionar con otras y conviven en un solo espacio, es por eso que reciben el nombre de relacionales esta bases de datos.

Organizando la información en una base de datos relacional.

Imaginemos que necesitamos ingresar los datos generales de todos los empleados de nuestra empresa a un sistema de base de datos relacional:

Crearíamos una tabla o entidad llamada EMPLEADO. A ésta tabla le agregaríamos las columnas o campos que representarían los datos generales que queremos almacenar del empleado. A cada columna le asignaríamos un nombre de acuerdo al dato general del empleado que va a contener, por ejemplo: CURP, NOMBRE, APELLIDO_PATERNO, APELLIDO_MATERNO, FECHA_NACIMIENTO, RFC, etc.

Enseguida agregaríamos los datos de cada uno de los empleados. El conjunto de datos de un empleado en particular representaría una fila o registro en la tabla o entidad EMPLEADO. Es decir, la tabla EMPLEADO tendría tantas filas o registros como empleados tengamos en nuestra empresa.

Gráficamente la tabla o entidad EMPLEADOS se vería como algo así:

En la imagen anterior, nuestra tabla EMPLEADO estaría compuesta por seis columnas o campos y contendría 2 registros o filas.

¿Pero cómo se crean las tablas y como se agregan , borran y modifican los registros que contienen? Bueno, es ahí donde entra el lenguaje SQL que lo explicaré en la siguiente sección.

¡Hasta la próxima!

IR A LA PAGINA DEL CURSO.

Deja un comentario